HEMEROTECA   
  Local - Economía - 13/11/2007
La marca del cochinillo superará este año los 100.000 animales calificados


/JUAN MARTÍN

El restaurante “El Senador”, regentado por el segoviano Ángel Gutiérrez, se convierte en el primer establecimiento hostelero de Madrid en incorporarse a la marca de garantía que impulsa la asociación Procose
A.M. - Segovia

La marca de garantía del cochinillo de Segovia ha traspasado las fronteras de esta provincia al iniciarse ayer la comercialización de los primeros tostones asados en un restaurante de Madrid.

El restaurante “El Senador, también conocido como “La taberna de Cascajares”, situado frente al edificio de la Cámara Baja y regentado por el segoviano Ángel Gutiérrez, es el último miembro que se ha incorporado a la Asociación para la Promoción del Cochinillo de Segovia (PROCOSE).

Procose prevé concluir el año 2007 con más de 100.000 animales calificados, de los que se consumirán en los restaurantes inscritos en torno a los 45.000, lo que revela un creciente éxito en la evolución de esta fórmula de protección del producto estrella de la gastronomía segoviana, de acuerdo con la asociación.

El acto simbólico de desembarco del tostón en la capital de España contó con la presencia de la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente, y del director general del Instituto Tecnológico Agrario (ITA), Jesús Gómez Sanz, junto con el presidente y el gerente de Procose, José María Ruiz Benito y José Ramón Marinero, respectivamente Como testigos, se encontraron un grupo de prestigiosos periodistas y responsables de programas de radios y televisiones nacionales, y locales, entre los que se encontraban el presentador de los informativos de Telecinco de fin de semana, Pepe Ribagorda; la presentadora de “El ventilador” de Tele 5, Yolanda Flores; el conductor de los deportes en los telediarios de fin de semana de Televisión Española, Sergio Sauca; o la periodista del programa “España directo” de Televisión Española, Yolanda Flores.

La asociación prevé que, hasta finalizar el año, se superarán los 150.000 cochinillos sacrificados que aspiran a contar con la marca de garantía, sin embargo sólo serán calificados y conseguirán este marchamo de calidad en torno a los 100.000, el 67%, al reunir todas las condiciones del reglamento.

En cuanto a número de inscritos, en lo que va de año 2007 se han incorporado a la marca de garantía seis nuevos establecimientos, de los que cinco son explotaciones porcinas y uno un restaurante. La marca cuenta con 141 operadores: 88 explotaciones porcinas, tres mataderos, 17 mayoristas, siete puntos de venta dos de Valladolid, uno de Madrid y cuatro de Segovia- y 26 restaurantes, incluido el madrileño.

Entre el 1 de enero y el 30 de septiembre pasado, según los datos facilitados por Procose, se habían sacrificado 110.339 cochinillos, un 12,25% más que en el mismo periodo de 2006, en que la cifra se situó en 98.289. Debido a aspectos como el exceso de peso, en los primeros nueve meses de 2007 del total fueron calificados 75.426 animales, un 18,80% más que el año pasado en ese mismo periodo de tiempo, con 63.479.

De 28.144 cochinillos consumidos en los restaurantes inscritos, entre enero y septiembre de 2006, se pasó a los 31.640 en esos mismos meses de 2007, con un incremento de un 12,40%.

En el conjunto del año 2006 fueron sacrificados 129.477 cochinillos, de los que se calificaron 87.574 y se consumieron en restaurantes inscritos un total de 38.240. Globalmente estas cifras representan un incremento del 29% sobre 2005.

Castilla y León, la despensa de España

Castilla y León, con 54 marcas de garantía y denominaciones de origen -lo que la sitúa a la cabeza de las comunidades autónomas-, constituye la despensa de España, aseguró ayer la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente.

“Castilla y León lidera la promoción de alimentos en España porque nos corresponde por derecho propio y los productos naturales y realizados bajo la marca de garantía lideran las exportaciones, aparte de que suponen un importante elemento para el desarrollo rural y la economía de los municipios de los que proceden esos productos”, añadió.

Clemente recordó que la gastronomía es uno de los principales activos de atracción de turismo hacia esta Comunidad, pues el 30%, en torno a 1,8 millones de personas, que se acercan a Castilla y León provienen de Madrid.

La consejera alabó el trabajo desarrollado en estos años por Procose, y de forma especial por su presidente, José María Ruiz, que “aporta criterios que preservan la calidad desde la granja a la mesa” y consideró un éxito la apuesta por llevar la marca hasta Madrid.

No obstante, Clemente anunció su intención de realizar algún estudio de innovación tecnológica, a través de proyectos de investigación más desarrollo e innovación (i+d+i), para conseguir mejorar aún más la marca el cochinillo. . el adelantado