HEMEROTECA   
  Deportes - 03/10/2008
Corazón de Plata
FÚTBOL SALA 


Todas las jugadoras del Unami Caja Segovia, preparadas para arrancar la temporada en División de Plata. /JUAN MARTÍN

El Unami Caja Segovia de fútbol sala femenino afronta con ilusión una temporada que está a punto de comenzar
David López Prieto - Segovia

En las competiciones deportivas de equipo la plata es un metal agridulce, que implica el éxito de subir al podium de los mejores, pero también trae consigo la derrota ante aquellos que se llevan el preciado oro. Pero esto no le sucede a un conjunto para el que la Plata le sabe a gloria. El nuevo Unami Caja Segovia cuenta ya las horas para que comience la temporada en esta recién creada División, que se presenta como el mejor escaparate para que el fútbol sala femenino renazca en Segovia.

Este domingo en el pabellón Pedro Delgado contra el CD Chiloeches (a las 12:30) se da el esperado banderazo de salida. Como apunta la coordinadora de la sección de fútbol sala del Unami CP, Elena Gutiérrez –que también forma parte de la plantilla del equipo–, “el proyecto nace de la fase de ascenso a División de Honor que jugamos al final de la temporada pasada. Entonces conseguimos crear algo que queremos que continúe este año. El papel que hicimos en Ferrol fue bastante bueno, después de estar mucho tiempo sin entrenar”.

En aquella prometedora fase de ascenso se asentaron las raíces del Unami de Plata, con el nuevo cuerpo técnico con Javier Martín Pena a la cabeza. Tras el descanso veraniego, a mediados de agosto se comenzó con la pretemporada, y con un trabajo físico “bastante duro para aguantar toda la temporada, que va a ser larga”, según destaca Gutiérrez, añadiendo que “para todas ha sido muy gratificante saber que podemos exigirnos, que somos capaces de realizar un sobreesfuerzo respondiendo muy bien físicamente”.

Asimismo, la adaptación está siendo óptima en lo que se refiere al nuevo sistema de juego puesto en práctica por Javier Martín Pena, “que es muy similar al que teníamos antes, por lo que tenemos que agradecer al entrenador que haya sabido incorporar su manera de trabajo a una base que llevamos desde hace muchos años”, comenta la coordinadora de fútbol sala del Unami.

Y es que finalmente el equipo no ha cambiado mucho con respecto al del año anterior. Además del técnico, solo se han incorporado Marina, Natalia y Tamara Adeva. Para Elena Gutiérrez “con estas incorporaciones, y el equipo entero del año pasado, podemos hacer un buen papel esta campaña en la División de Plata”.

En los días previos al comienzo de la Liga, Gutiérrez confiesa que “esta semana ya se están notando los nervios, porque la competición está muy cerca. Hasta ahora estábamos relajadas, trabajando y preparándonos día a día, y realizando entrenamientos que han rozado la perfección, pero esta semana ya se notan los fallos propios que surgen del desconocer con qué nos vamos a empezar a enfrentar desde el domingo”.

En una categoría recién nacida, el Unami parte totalmente desde cero en cuanto al análisis de los rivales, a excepción del Universidad de Valladolid, con el que ya jugó el año pasado. Eso sí, las segovianas también son desconocidas para el resto de equipos, que solo conocen de ellas su excelente papel en la fase de ascenso a División de Honor, donde ganaron dos de los tres partidos jugados. Precisamente la disputa de aquel ‘play-off’ le sirvió a las segovianas, como afirma su jugadora “para medir nuestras posibilidades, y para que muchas jugadoras decidieran continuar este año”.

En cuanto a la filosofía de juego con la que el Unami Caja Segovia va a afrontar esta nueva campaña, se va a basar en una defensa muy sólida y de presión, intentar aprovechar el fuerte disparo de jugadoras como Tamara o Cristina, y dotar de velocidad al ataque. Con estas premisas se presenta un grupo “en el que no hay estrellas, ya que cada una de nosotras es importante en su parcela. Somos un equipo, y tenemos que seguir siendo fieles a nuestra filosofía, la que hemos mantenido durante todos estos años”, concluye Elena Gutiérrez.