HEMEROTECA   
  Última Página - 10/08/2003
Un pueblo de cocineros


Los organizadores de la cena pertenecen a la Asociación Virgen del Rosario y trabajan en los mejores restaurantes madrileños / P. MOSÁCULA

Todos los años se celebra en Cascajares una cena con más de 240 comensales
Pablo Mosácula - Cascajares

El pequeño municipio segoviano de Cascajares puede presumir de ser la cuna de muchos cocineros de los mejores restaurantes de Madrid. Éstos dejaron el pueblo hace ya varios años y se fueron a Madrid para trabajar y labrarse un futuro, pero cada verano regresan para participar en una cena que da comienzo a las fiestas de la localidad.

Es extraño que de una población que en la actualidad cuenta con menos de 20 personas surgieran tantos y tan buenos cocineros, pero la explicación, según asegura Julián Barbolla, “es muy sencilla”. Hace varios años, los jóvenes de la localidad abandonaban el pueblo para ir a Madrid a buscar trabajo. La forma más fácil y barata de sobrevivir en esos tiempos era trabajando en un restaurante, pues el sueldo no era malo y se podía comer en el propio trabajo. De esta forma, comenzaron a trabajar como aprendices y poco a poco fueron mejorando hasta llegar a convertirse en grandes cocineros.

Durante los primeros años se ayudaban unos a otros e incluso animaban a los que quedaban atrás, en Cascajares, para que fueran a trabajar a Madrid. De esta forma surgió una amistad que con el paso de los años se materializó en la realización de una cena anual en la que se juntan todos los cocineros, sus familiares y otros vecinos de Cascajares para celebrar el comienzo de las fiestas en honor a la Virgen del Rosario.

Lo que comenzó hace ya 25 años como una cena entre viejos amigos, desembocó en el gran acontecimiento de los últimos años, en el que se juntan más de 240 personas para compartir mesa y la exquisita cena realizada por unos cocineros de lujo. Entre los comensales destacan cocineros de la talla de Ángel Gutiérrez, propietario del madrileño restaurante El Senador; Jesús Barbolla, del Samarcanda; Julián y Paco, de Las Cuatro Estaciones; Ricardo Pereira, del restaurante Lobato; Zacarías y Ramos Martín, del Breito, José Sanz y Alfredo Barbolla, también de El Senador; y una larga lista de grandes cocineros, todos ellos procedentes de Cascajares y que forman parte de la Asociación de vecinos Virgen del Rosario, que se encarga de la organización de las fiestas.

Ángel Gutiérrez, uno de los organizadores de la cena, comentaba que a muchos clientes de su restaurante les gustaría participar en esta cena, pero es imposible porque el número de comensales es ya muy elevado. Gutiérrez se mostraba orgulloso porque, a pesar de tratarse de más de 250 personas, la cena había sido un “éxito”, lo que anima a seguir con esta curiosa tradición que demuestra el fuerte arraigo de estos cocineros que, a pesar de triunfar en Madrid, no se olvidan de sus raíces.